Seleccionar página
Cómo quitar la humedad del baño

Cómo quitar la humedad del baño

Cómo quitar la humedad del baño

La humedad puede llegar a causar serios estragos no sólo en nuestras pertenencias y objetos así como en los productos que tengamos en el baño o en cualquier lugar de la casa, sino también a los propios sanitarios, azulejos, pintura, revestimientos y un largo etcétera, sin olvidar que nuestra salud también se puede ver afectada. Por ello vamos a aprender cómo quitar la humedad del baño, con unos consejos muy sencillos con los que además, también aprenderás a prevenir su aparición de cara al futuro.

Por qué hay que combatir la humedad en el baño

Los niveles elevados de humedad dan lugar a su acumulación, lo cual afecta negativamente a las estructuras de los diferentes materiales, productos y objetos que se encuentran ubicados en nuestro baño.

Pero eso no es todo, y es que además, la humedad baño también puede dar lugar a la aparición de moho, un organismo de tamaño microscópico que desprende esporas que entran en nuestras vías respiratorias.

Una vez que esto ocurre, se pueden producir diferentes tipos de afecciones respiratorias que van desde la irritación hasta otros problemas respiratorios, pasando por alergias e incluso intoxicación en el caso de que el moho acumule y posteriormente libere sustancias tóxicas.

En los casos más extremos en los que la persona presente alergia a los hongos, se puede incluso desarrollar la aspergilosis, una enfermedad que afecta a las vías respiratorias y se origina por la inhalación de un determinado tipo de hongo muy específico.

Consejos para eliminar la humedad del baño

Para evitar todos estos problemas, es importante aprender cómo quitar la humedad cuarto de baño, y para ello hemos preparado una serie de recomendaciones y trucos muy efectivos para quitar humedad baño y a la vez evitar su formación.

Ventilar el baño

La primera recomendación es la de abrir la ventana del baño para ventilarlo adecuadamente, lo cual ayudará a eliminar humedad del baño muy especialmente en los momentos en los que hayamos hecho uso del mismo y haya aumentado el nivel de humedad.

Si la humedad se acumula incluso cuando no lo utilizamos, una buena solución puede ser la de poner pequeñas rejillas en las puertas para que la ventilación se lleve a cabo con mayor habitualidad.

Para quitar humedad baño sin ventana, la solución puede ser la instalación de extractores de humedad o incluso la utilización de un deshumidificador eléctrico.

Calentar baño

Para evitar condensación baño durante el invierno, se recomienda la utilización de un sistema de calefacción que mantenga la temperatura más elevada, a ser posible a lo largo de todo el día.

Limpiar y secar

Es muy importante que, tras la utilización de la ducha o bañera, seques las mamparas con una rasqueta de silicona o utilizando un trapo.

Limpiar cuarto de baño es especialmente importante cuando hay problemas de humedad, ya que la acumulación de polvo va a fomentar la formación de moho.

Revisar las juntas de los sanitarios

Con el paso del tiempo es normal que las juntas de las piezas de sanitarios se vayan deteriorando.

Es muy importante mantenerlas en buen estado, ya que es una de las zonas donde más se va a acumular la humedad, el polvo y por tanto el moho.

Para ello se recomienda recurrir a las reformas de baño integrales, con lo cual se tiene la total garantía de que se ha cubierto cada poro para reducir el riesgo de acumulación de estos organismos.

Reformas de Baños

Realizamos la reforma de su baño. Su proyecto para el baño en buenas manos

Usar pintura anticondensación

Un sistema antihumedad baño muy eficiente es la utilización de pintura anticondensación.

Se trata de un tipo de pintura que está especialmente indicada para evitar la humedad baño sin ventana, pero también nos va a dar muy buenos resultados en los casos en los que haya alguna ventana, acelerando el proceso de deshumidificación.

Este tipo de pintura está especialmente formulada para su utilización en paredes y techos con el objetivo de evitar la condensación, lo cual evita la acumulación de agua y por tanto de humedad, ofrece una gran transpirabilidad frente al vapor, reduce el riesgo de aparición de moho, hongos y bacterias y, en definitiva, es muy eficiente para impedir la acumulación de humedad en zonas propensas como lo es el baño.

Espejos antivaho

También existen los espejos antivaho, que son espejos que incorporan un pequeño dispositivo que impide que se acumule el vaho en su superficie.

Es importante saber que existen productos que se utilizan para realizar un tratamiento antivaho en el espejo, de gran eficiencia y que no sólo evitan la peligrosa humedad, sino que además también hacen mucho más cómoda la utilización del espejo durante el aseo diario.

Más artículos relacionados

Consejos para elegir entre ducha o bañera

Consejos para elegir entre ducha o bañera

Consejos para elegir entre ducha o bañera

Son muchas las personas que se plantean la duda de si es mejor una ducha o bañera. Lo cierto es que en ambos casos vamos a tener tanto ventajas como inconvenientes.

Vamos a realizar una valoración lo más completa posible para ayudaros a que podáis tomar una decisión acertada y que aporte un mayor bienestar a todos los miembros de la familia.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir ducha o bañera?

Si te estás planteando cambiar la bañera por plato de ducha, o dudas de si seguir manteniendo tu bañera como hasta ahora, es importante que prestes atención a estos consejos que te hemos preparado para ayudarte a tomar una decisión.

Espacio

Si tu objetivo es crear sensación de espacio y, a la vez, ganar espacio disponible en tu baño o aseo, la mejor opción para ello es optar por un plato de ducha.

Esto es especialmente recomendable en los aseos y en los baños pequeños, ya que de esta manera no sólo vas a estar más a gusto, sino que podrás aprovechar el espacio disponible para otros menesteres que sean más necesarios.

Comodidad

No hay duda alguna de que darse un baño en la bañera es algo muy agradable, lo cual supone una comodidad importante, pero también es cierto que es bastante menos práctico que darnos una ducha, además de que vamos a desperdiciar mucha más agua.

Reformas Integrales de Baños

Servicio integral para la reforma de su baño. Su proyecto para el baño en buenas manos

Ahorro

Gastar agua no sólo perjudica a nuestro bolsillo, sino también al medioambiente, por lo que cada vez son más las personas que deciden pasarse al plato de ducha con el objetivo de reducir el consumo.

Al ducharnos gastamos alrededor de 50 l, mientras que si llenamos la bañera, estamos hablando de la friolera de 250 l.

Esto es un consumo excesivo si lo vamos alargando toda la semana, ya que si nos luchamos todos los días vamos a gastar 18.250 l de agua al año, pero si nos bañamos todos los días, el consumo asciende hasta los 91.250 l por persona al año, algo evidentemente insostenible.

Pero no es insostenible sólo por el hecho de que es un derroche de agua que a medio plazo puede suponer problemas para el suministro en las ciudades y poblaciones grandes, sino porque estamos hablando de una gran cantidad de dinero que desperdiciamos.

Hay que tener en cuenta que darse un baño es algo muy agradable, pero si se hace de forma puntual. Si lo hacemos absolutamente todos los días, al final pierde una gran parte de sus beneficios y del confort que transmite, por lo que es interesante poder dosificar esto de forma eficiente, y a la vez ahorraremos un buen volumen de agua.

De hecho, hay algunos países que incluso se han planteado la posibilidad de prohibir la instalación de bañeras, fomentando así la utilización de platos de ducha.

Esperemos que eso no llegue aquí ni nos veamos obligados a ello, pero para conseguirlo es muy importante que nos concienciemos y seamos sensatos, y es que las bañeras a diario suponen un gasto extremo.

Personas

La bañera puede ser más práctica y cómoda a la hora de bañar a los niños, o incluso para que puedan chapotear y jugar con el agua, pero en el caso de las personas mayores es menos accesible y puede resultar más peligrosa.

Los platos de ducha reducen de forma considerable los accidentes en el baño, ya que evitan resbalones y tropiezos poco afortunados.

Ducha y bañera juntas

Hay que tener en cuenta que el hecho de elegir ducha o bañera se debe sobre todo a la disponibilidad de espacio en el baño o aseo en el que las queramos instalar.

Esto se debe fundamentalmente a que podemos optar por la alternativa de colocar una ducha y bañera juntas, es decir, tener una bañera no implica necesariamente que nos vayamos a bañar siempre en ella, sino que la podemos utilizar perfectamente para tomar una ducha.

También se puede optar por tener un baño con ducha y bañera juntas en baños que sean espaciosos, colocando ambas opciones. Esta opción puede resultar económica encontrando ofertas de reforma de baño y permite tener las dos alternativas en tu cuarto de baño.

Estas dos últimas opciones hacen que no tengamos que renunciar a un placentero baño de forma ocasional, y a las más económicas, ecológicas y prácticas duchas de diario.

Más artículos relacionados